Futuro en clave HTML

El futuro siempre ha sido un dibujo repleto de coches voladores y autómatas que sustituirían a los hombres en los trabajos mundanos, pero dejando la ciencia ficción aparte, cuando ahora la sociedad imagina el futuro los avances tecnológicos y de comunicación son uno de los valores que vienen a la mente, y que en nosotros se encargan de vender y proyectar desde este vídeo de Microsoft, o desde el nuevo portal informativo Lainformacion.com

Ambos comparten una idea del futuro donde el soporte en papel ha quedado totalmente en el olvido, sus tradicionales funciones las adoptan pantallas que cambian su forma y se vuelven adaptables a todo tipo de superficie, la información lo domina todo y no tiene límites de localización, la conexión empapa la realidad de viajes repletos de música y libros táctiles, con periódicos a la carta que poco tienen que ver con las rotativas actuales.

Parece claro, por tanto, que en el futuro la sociedad ha de avanzar a una supuesta democratización de los medios que hará que todos tengamos un acceso igualitario a la red y a las tecnologías. El consumidor olvidará su anterior pasividad frente a la caja tonta para generar su propio espectáculo a través del ordenador.

Con esa perspectiva de futuro y el no menos importante momento actual, nos encontramos con interrogantes en el mundo de la comunicación y la prensa. Y es que la prensa tradicional pierde cada vez más lectores en un contexto en el que los anunciantes huyen debido a la crisis, y gracias a otro soporte en expansión y cada vez más masivo: la red. Dicen que están variando su modelo de negocio y éste se orienta a la ciberesfera, los periódicos han hecho un primer acercamiento a la red con las ediciones impresas, sin embargo, desde muchos sectores se observa que no es suficiente.

Y es que la especificidad del medio es más patente que nunca, no sirve con llevar lo impreso a la red, hay que adaptarse al soporte e iniciar medios que respondan a las exigencias del internauta.Para ello, algunos apuntan hacia la personalización extrema de contenidos, periódicos a la carta que se rijan por las preferencias del usuario, mientras que otros ven esta opción como una pérdida de la carga informativa y una pérdida del cuarto poder de la prensa.

Ni que decir tiene que no se puede permitir en pos de la democracia que los principales generadores de información sean los consumidores, los periódicos garantizan la rigurosidad de sus contenidos y dan un valor de verdad por su mera existencia a los textos que defienden. Esa autoridad no va a perderse porque se inicie un periodismo ciudadano sino que ha de reforzarse y enriquecerse con el debate abierto entre medios y lectores que permite la red, que el foro de discusión lleve al avance y no a la subordinación de unos sobre otros.

La figura del periodista pues, sigue asegurando que la información que da es veraz y no pierde su función de intermediario con el receptor, la disciplina y la profesión no van a desaparecer porque varíe el medio, como no ha desaparecido con otros avances. Desde el periodismo ya se crea un concepto algo sarcástico del nuevo periodista

Si el periódico impreso va a desaparecer o no, podemos aventurar que las ediciones diarias que pueden obtenerse online corren mayor peligro que los suplementos y dominicales que exigen del lector una dedicación mayor, más sencilla de establecer con el ejemplar impreso.

No sé hasta qué punto los avances tecnológicos que se aventuran en el futuro serán favorables o se volverán una fábrica más de medios de los que depender y donde ahogar las frustraciones cotidianas, disertaciones aparte, el futuro es el siguiente tren y hay que apretar el paso para que no perderlo.

Fuentes:
El periódico digital del futuro, La flecha
Perogrullo, blog de Pepe Cervera
Newspapers: 5 Ways to Avoid Extinction, Woody Lewis
Mangas verdes, blog de Manuel M. Almeida
Vídeo de Lainformacion.com

Directorio de blogs españoles

Miedo al futuro

Los cambios siempre han sido generadores de debate y de miedo, las sociedades han avanzado e impera un falso discurso en favor del progreso que se revela falso cuando las estructuras tradicionales se desplazan, al mismo tiempo coincide un discurso inepto sobre un futuro desconocido que peca de infantil optimistmo.

En esta ocasión, la amenaza se cierne sobre el periodismo y desde los más apocalípticos se adelanta un futuro en el que el cuarto poder de la prensa se desvanece para dar paso a una lucha comercial entre empresas de internet que ofrece productos informativos cada vez más adaptados al consumidor.

A raíz de este debate surgen vídeos como éste que preven que Google domine el monopolio informativo:

Se trata de un vídeo que lanza una perspectiva excesivamente pesimista sobre el futuro del periodismo, en base al actual despunte que vive el periodismo ciudadano los profesionales se ven amenazados y en lugar de buscar los nuevos retos y posibilidades que se abren desde Internet se limitan a esperar, esgrimiendo críticas, la llegada de un futuro que le pese a quien le pese no van a poder eliminar.

Sin embargo, dejando aparte el punto de vista catastrofista que guía el vídeo; es cierto que señalan problemas reales a los que se enfrenta el periodismo y que parecen desdibujarse en el discurso de la supuesta democratización del conocimiento a través de la red, se olvida que la información no es un producto de consumo que hay que adaptar al consumidor sino una labor social, existen una serie de funciones, responsabilidades y deberes que no se pueden satisfacer ni cubrir con los resultados de una búsqueda en  Google.

Resulta beneficioso por tanto mostrar los límites de la red y desmitificar la supuesta globalización de la información, que como dice el vídeo no es más que un intercambio de banalidades culturales que satisfagan la curiosidad del consumidor y no informaciones contrastadas, contextualizadas e interpretadas, labores que desempeña la prensa y seguirá desempeñando en ese futuro que tanto temen ciertos sectores si se toma la decisión de adaptarse a los nuevos medios y las posibilidades que abren al profesional del periodismo que tendrá nuevos retos y al que se le exigirán nuevos conocimientos pero que no va a desaparecer, sino transformarse.

  • Calendario

    • julio 2017
      L M X J V S D
      « May    
       12
      3456789
      10111213141516
      17181920212223
      24252627282930
      31  
  • Buscar