Globalización vs imperialismo

Y de nuevo nos ocupa la tecnología digital y los cambios sociales que se producen debido a su presencia global, a través del documental De Gutemberg a Gates se hace un análisis de las que, dicen, son las dos mayores revoluciones del mundo moderno: la imprenta de Gutemberg y la presencia global de Internet gracias al invento de Gates y su multinacional Microsoft.

Vodpod videos no longer available.

A través de diversas microhistorias, se nos muestra como Internet ha variado las costumbres sociales en todos los aspectos, desde el ocio hasta el aprendizaje.

Destaca el caso de Bután, último país en incorporarse a la “red de redes” y que ya cuenta con un humilde periódico online que permite conocer la actualidad del pequeño estado a todos aquellos que residan en el extranjero. La informática lo inunda todo y la globalización se vale de las autopistas de la información para alcanzar todos los rincones, las voces críticas como la pequeña multinacional Media Channel, que aparece en el documental , intentan que no se produzca un total monopolio de las grandes multinacionales estadounidenses sobre las TIC. Y es que las alianzas empresariales de grandes corporativas destinadas a liderar el nuevo capitalismo digital son el pan de cada día.

Con el objeto de evitar que todas las culturas se vuelvan “más americanas” se generan iniciativas para defender las culturales locales, también a través de la red.

Para Bill Gates el panorama es viejo, afirma que el capitalismo digital es como cualquier tipo de capitalismo, lo que importa es crear el mejor producto y generar la mayor cantidad de beneficios, el mercado avanza y si las empresas no se readaptan desaparecen, también un gigante como Microsoft.

Es fácil ver como dos discursos contrarios conviven en lo que a la red respecta. Mientras que las nuevas tecnologías intentan disfrazarse de democracia, intercambio de información y de culturas, se presentan al mismo tiempo como un mercado en expansión en el que sólo las grandes alianzas corporativas podrán llevar la iniciativa y donde la globalización afecta solo a unos pocos países. Para el resto globalización implica imperialismo estadounidense, Mc Donalds en cada esquina y una oferta cultural made in Hollywood a la que casi ninguna industria local puede ofrecer competencia.

O casi ninguna, y es que la India aparece como motor económico y tecnológico, se crean nuevos softwares y se doblan los esfuerzos para que las nuevas tecnologías abaraten sus costes y sean más accesibles para las grandes masas.

Pequeño consuelo que anima a seguir generando contenidos en la red y a tener una visión real de la misma, Internet no implica democracia pero tampoco es una herramienta de dominio mundial al más puro estilo cómic, y esa es la conclusión que extraigo de ver este documental; que Internet es (como tiendo a repetir en cada entrada) una herramienta, ni una panacea ni un arma de dominación; es cierto que lo engloba todo y que el motor son las empresas estadounidenses, como también es cierto que en la red manda el usuario y no puede ver cortada su capacidad de generar contenidos aunque lo americano sea mayoría.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s